martes, 1 de agosto de 2017

No, no estabas.

Quizá sea ego,
ni me crees, ni te creo,
pero ahí estoy, aquí dentro estás. Cada día, no hay quien ni qué, te saque de aquí.
Por más que te haya dolido, o me haya dolido a mi.
Estás aquí,
presente.

Acabará siendo otro de los tanto borradores. Pero tú no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario